¿Cómo alisar PLA? 4 técnicas y trucos

El PLA es sin duda alguna el material más utilizado para la impresión 3D a lo largo y ancho del mundo, pero tiene algunas desventajas. En concreto, uno de los aspectos que suele hacer a la gente decantarse por utilizar ABS en vez de PLA es la capacidad de alisar este primero usando acetona.

Si crees que el PLA no se puede alisar para obtener unos resultados igual que con el ABS déjame decirte que estás equivocado. ¿Quieres saber más? Pues quédate porque arrancamos.

¿A qué nos referimos cuando hablamos de alisar PLA?

Pues es bien sencillo, cuando hablamos de alisar el PLA nos referimos a aplicar algún tipo de post-procesado a nuestras piezas impresas en PLA para hace invisibles las capas propias de la manufactura aditiva y eliminar posibles imperfecciones.

¿Cuáles son las ventajas de alisar una pieza impresa en PLA?

Alisar nuestras piezas impresas en PLA nos ofrece varias ventajas, y no todas son obvias:

  • Nos permite imprimir a altura de capa mayores, ahorrando tiempo de impresión. Al alisar las piezas las capas quedarán casi invisibles por lo que no importará tanto si hemos usado una altura de capa pequeña o grande.
  • Nos permite utilizar unos parámetros de impresión más conservadores. Podremos utilizar más cantidad de soportes sin temer a las marcas que estos dejan, imprimir a temperaturas más altas para prevenir atascos a costa de perder algo de calidad estética…
  • Según cómo alisemos nuestra pieza, es posible que al hacerlo aumentemos su resistencia mecánica además de mejorar su aspecto.
  • Ahorra muchísimo tiempo de lijado si nuestro objetivo es pintar la pieza después.

Como puedes ver en la foto anterior, una figura impresa con capas de 0.35 mm y posteriormente alisada tiene un acabado mejor que una pieza impresa con capas de 0.1 mm que habría tardado más de el triple en imprimirse. El ejemplo de la figura es una pieza de ABS alisada con vapor de acetona, pero una pieza de PLA alisada con alguno de los métodos que te propondremos funcionaría exactamente igual

¿Qué métodos existen para alisar el PLA?

Existen varias maneras de alisar piezas impresas en PLA para obtener las ventajas descritas anteriormente. Hoy te vamos a hablar de tres de ellas: Alisado químico usando diclorometano, alisado aplicando resina epoxy y alisado usando un PLA específico de la marca polymaker.

Alisado con diclorometano

Antes de explicarte este método debemos advertirte que no es algo que debas hacer en tu casa sin las medidas de precaución adecuadas. En Bitfab creemos que la seguridad es lo primero, por lo que te recomendamos que no pruebes este método si no dispones de las medidas de protección adecuadas para tratar con productos químicos potencialmente peligrosos. Utilizar gafas y guantes es indispensable, así como realizar todo el trabajo en un lugar muy bien ventilado. Insistimos en que esto es bastante importante ya que los productos que se utilizan, si bien no son extremadamente peligrosos, sí pueden producir problemas si no se manejan con cuidado.

Ahora sí que comenzamos con la explicación. Para alisar el PLA necesitamos encontrar un químico que disuelva este polímero, igual que la acetona disuelve el ABS. El PLA en sí mismo es un plástico que se formula de muy diversas maneras en función de la marca y el color, por lo que algunos disolventes no funcionan con todos los PLAS. La propia acetona, usada con piezas de ABS, puede usarse en según que tipos de PLA en función de su formulación, pero no es lo más habitual.

Para la mayoría de casos el disolvente menos peligroso y que suele funcionar es el diclorometano o cloruro de metileno. Este producto químico es relativamente seguro si se maneja con cuidado y con conocimiento de causa debido a algunas de sus propiedades como su característico olor dulzón que evita se evapore sin que nos demos cuenta.

El modo de empleo es bien simple, aunque existen dos alternativas: Aplicación directa o aplicación mediante vapor. Si queremos aplicar el producto de manera directa podemos utilizar algún elemento como por ejemplo un pincel o una brocha. Si la pieza que queremos alisar es pequeña podemos sumergirla durante unos pocos segundos en un recipiente lleno de este producto. Nosotros lo hemos probado aplicando el producto con un pincel y se obtienen unos resultados asombrosos.

Una manera alternativa, y un poco más laboriosa, es la de alisar la pieza al dejarla en un recipiente con vapor de cloruro de metileno. Podemos conseguir esto de diversas maneras, pero la mas sencilla sería utilizar un recipiente hermético y colocar dentro nuestra pieza y uno o varios trozos de papel empapados en diclorometano. Esta técnica es básicamente la misma que se emplea para alisar piezas de ABS usando acetona y podéis encontrar muchos vídeos en youtube. Os dejamos uno que explica de manera bastante sencilla cómo podéis hacerlo

Alisar PLA usando resina epoxy

Este método es uno de nuestros favoritos, ya que es muchísimo más seguro que el anterior y conlleva bastantes menos riesgos para tu salud. Consiste, básicamente, en aplicar una o varias capas de alguna resina epoxy sobre nuestros modelos, rellenando de esta manera los huecos entre las capas y tapando todo rastro de imperfección. Además de esto, la resina rellenará cualquier hueco que haya quedado en la pieza por algún problema con la extrusión de la impresora.

La que nosotros hemos probado, y que te podemos garantizar que funciona es ésta de la marca XTC-3D.

Resina XTC 3D para alisar piezas impresas

En la foto de la derecha podéis ver claramente el efecto de este tipo de resinas. Incluso en un modelo como este, donde el modelo original ya estaba muy bien impreso, aplicar una capa de resina deja un acabado prefecto, que casi parece una pieza producida por inyección.

El método de aplicación variará dependiendo de la resina que escojamos, y debes seguir las indicaciones del fabricante. Habitualmente se trata de un compuesto formado por dos componentes que debemos mezclar y después aplicar con un pincel o espátula.

Alisar PLA usando productos de la marca Polymaker

Existe un tipo de PLA cuya formulación lo hace soluble en alcohol isopropílico, un producto mucho menos peligroso que la acetona o el cloruro de metileno. Es por esto que este material, de la marca Polymaker se ha vuelto bastante popular entre aquellos que buscan alisar sus piezas sin complicarse mucho. El PLA de esta marca, llamado Polysmooth se imprime como un PLA normal y tiene las mismas propiedades. Una vez impreso podemos aplicarle alcohol directamente o a través de vapor, como ya hemos explicado antes. Adicionalmente, la gente de Polymaker ha desarrollado su propia cámara de vapor para alisar tus piezas de manera profesional.

Esta es probablemente la manera más profesional de alisar tus piezas, ya que al utilizar un material específicamente pensado para esto obtendrás unos resultados más consistentes que si utilizas alguno de los anteriores métodos más «caseros».

Podéis encontrar el PLA aquí y la pulidora aquí. Tiene un precio nada despreciable de unos 300 euros en el momento de redacción de este artículo. En nuestra opinión es una excelente inversión para el sector profesional, ya que permite obtener los mejores resultados de manera sencilla y consistente, con buenos resultados garantizados y sin requerir ninguna habilidad especial

La solución más laboriosa, lijar y pintar

Hay otra solución, pero es la que más tiempo requiere de todas. Se trata de postprocesar la pieza por completo, imprimación, lijado y pintura.

Para preparar una pieza para el lijado puedes usar la resina epoxy de la que hemos hablado o un spray de imprimación de carrocerías, que rellena los huecos de las capas. Es posible hacerlo también sin ningún tratamiento superficial, lo que implica lijar un poco más para eliminar completamente las marcas de las capas.

Después de lijar puedes imprimar la pieza y pintarla usando spray, pincel… o el método de tu elección.

Para terminar

Te hemos enseñado varios métodos para alisar tus piezas de PLA para que encuentres el que más encaja en tus necesidades. Existen otros métodos para hacer esto, además de otros materiales que pueden servir como alternativa al PLA si queremos obtener acabados excelentes.

En Bitfab somos expertos en manufactura aditiva y post-procesado, por lo que puedes confiar en nosotros si necesitas ayuda para fabricar tus piezas o quieres asesoramiento para este tema.

12 comentarios en «¿Cómo alisar PLA? 4 técnicas y trucos»

  1. Gran post y muy interesante. Me acabo de iniciar en el impresión 3D FDM y buscaba algo para mejorar el acabado de mis impresiones. Thank you very much Maestro Diego!

    Responder
    • Puedes usar una pequeña lima, o papel de lija envuelto en un listoncillo o un trozo de madera. Pero en FDM casi siempre va a dejar un poco de marca. En impresoras de resina suele ser más fácil quitar defectos sin que deje marca.

      Para dejar la menor marca posible, tienes que lijar despacio sin que llegue a fundirse el PLA. Después, van a quedar manchas blancas de rayaduras sobre la pieza. Para quitarlas, dale con una llama y desaparecerán. Cuidado con el hollín que puede quedar en la pieza y con darle demasiado calor.

      Responder
  2. Aquí en mi país no hay un mercado tan desarrollado y no se miran las resinas para lisado , así que me quedare con el de acetona que creo que es lo mas viable, gracias por este excelente articulo

    Responder
  3. Hola, muy bueno el posteo. Consulto, para lijar piezas muy pequeñas, que tipo de torno o herramientas para lijar y dejar lista la pieza para pintar, se puede utilizar, sobre todo, las marcas que suelen dejar los soportes.
    Soy muy detallista, estoy comenzando recién a realizar impresiones 3D y me gustan que queden bien.
    Muchas gracias.

    Responder
    • Puedes utilizar papel de lija de grano fino. A veces se usa en conjunto con un palito de madera, pegado a la punta, para poder acceder a sitios difíciles. O pegado a un taquito de madera.

      También están disponibles limas de uñas de espuma, en formato barrita o taco, que es lo que nosotros usamos para lijar piezas pequeñas.

      Responder
  4. El cloruro de metileno es extremadamente peligroso y debe ser manejado con muchísimo cuidado! No solo es inflamable, sino que el contacto con la piel, los ojos o la inhalación puede causar daños irreversibles.

    Esta varios niveles por arriba a la acetona en cuanto a peligro de uso, y los implementos de seguridad adecuados para su manejo son bastante caros, por lo que no les recomiendo usarlo a pesar de los buenos resultados que se obtienen. Mejor demorar lijando que exponerse al peligro de ese químico.

    Responder

Deja un comentario