Cómo convertir una imagen 2D a 3D para imprimirla en 3D

Si tienes una impresora 3D o estás interesado en este mundillo, con total certeza habrás querido hacer un llavero personalizado, el logo de tu empresa…

Seguramente te pareció que era una tarea que requería conocimientos avanzados en diseño 3D, pero hoy te enseñamos que convertir tu imagen 2D a un modelo 3D que puedas imprimir es más fácil de lo que imaginas.

A lo largo de este artículo, te enseñaremos uno de los mejores métodos para realizar esta conversión, así como alguna herramienta que, si bien no es parte obligatoria del proceso, sí puede ayudar a mejorar la calidad final del modelo 3D.

Imagen 2D a 3D usando 3D Builder (en Windows)

Si eres usuario de la impresión 3D o trabajas manipulando objetos en 3D y no conoces 3D Builder no sabes lo que te estás perdiendo. Este es un programa que viene preinstalado en la mayoría de los PC con Windows 10, pero no te preocupes si no está instalado en tu ordenador, ya que te enseñamos a descargarlo totalmente gratis.

Instalar Microsoft 3D Builder

Es muy sencillo, tan solo debes iniciar la tienda de aplicaciones de Microsoft, pulsando la tecla de Windows y escribiendo “store”. Una vez en la tienda sólo debemos escribir en el buscador “3D Builder” y pinchar en el botón que indica instalar

Una vez tenemos instalado el programa, tendremos uno de los softwares para manejar archivos 3D más potentes y sencillos del mercado. Si bien no es un software para modelado propiamente dicho, con 3D Builder podremos crear y editar modelos 3D a partir de simples imágenes 2D de manera muy sencilla. Este método, aunque puede requerir la instalación de un software, es probablemente el más completo que conocemos, ya que nos permite trastear con varios parámetros para ajustar nuestro modelo 3D a nuestras necesidades. Si quieres que te enseñemos qué más maravillas puedes hacer con este programa sólo tienes que dejar un comentario mostrando tu interés.

Cargar una imagen y convertirla a 3D

Realizar la conversión no podría ser más intuitivo. Iniciamos el programa y pulsamos sobre el botón de abrir señalado en la imagen:

Cargando una imagen en Microsoft 3D Builder para transformarla en 3D

Este menú nos permite cargar tanto archivos 3D en casi cualquier formato (stl, obj, 3mf…) como imágenes que queramos convertir a modelos 3D. Posteriormente, seleccionamos cargar imagen, y a continuación seleccionamos nuestro archivo de imagen. Una vez cargado, se despliega ante nosotros la interfaz que podéis ver en la foto que os hemos dejado. En ella podemos ver varios elementos, pero los más importantes y los que te vamos a explicar son tres.

Qué método de conversión elegir

Selección de método de conversión: este desplegable nos incluye 4 opciones diferentes para realizar la conversión de 2D a 3D pero sólo os explicaremos las que consideramos más útiles. “Contorno” secciona la imagen buscando los bordes (cambios abruptos de color) y genera un modelo 3D en base a esto. “Mapa de altura” asigna a cada color una altura diferente, creando un modelo 3D escalonado. Este modo es especialmente útil para crear modelos e imprimirlos en varios colores cambiando el filamento, deja un comentario si quieres que hagamos un tutorial sobre esto porque seguro que te va a encantar.

Selección de niveles y suavizado

Selección de niveles y suavizado: estos deslizadores nos permiten seleccionar tanto el nivel de detalle que queremos conservar como el suavizado que queremos aplicar. Lo ideal es ir probando, ya que dependiendo de nuestra imagen los parámetros óptimos variarán. En general, poner un poco de suavizado ayuda si nuestra imagen es de baja resolución y el modelo 3D que se genera tiene ruido, o picos y bordes muy afilados.

Activación de la inversión de imagen: este interruptor tiene la función de hacer el negativo a la imagen, ya que según el caso concreto querremos que las partes más altas de nuestro modelo 3D sean las más claras de la imagen o las más oscuras

Como puedes ver, el programa es bien sencillo, y sólo requiere que juegues un poco con los parámetros que te hemos explicado. Si tienes cualquier duda no dudes en preguntar en la sección de comentarios.

Escalar tu imagen al tamaño que quieras

Una vez tenemos el modelo 3D generado, vamos a usar este mismo software para escalarlo a nuestro gusto. En nuestro caso, seleccionaremos el modelo generado por el método “mapa de alturas” ya que lo imprimiremos en dos colores haciendo una pausa y cambiando el filamento. Para escalarlo sólo tenemos que pulsar en el icono de escalado en la barra de herramientas de la parte inferior

Antes de cambiar cualquier dimensión debemos asegurarnos de que el candado de la derecha está cerrado. Esto significa que queremos mantener la relación de aspecto de nuestra figura, es decir, sus proporciones. Si el candado estuviera abierto, al cambiar una de las dimensiones, el resto no se cambiarian de manera acorde y acabaríamos con una figura deformada. Con esto en mente solo debemos introducir las dimensiones que queramos para nuestro modelo 3D y ya lo tendríamos listo.

Guardar la imagen

Para exportar nuestro modelo tan sólo debemos pulsar el botón de las tres rallitas paralelas de la esquina superior izquierda y a continuación pinchar en “Guardar como”. Usualmente los modelos 3D para impresión 3D suelen estar en formato STL, pero es un formato que se está quedando anticuado. Casi todos tus laminadores actuales como Cura o Simplify3D admiten otros formatos más modernos y eficientes, así que te recomendamos probar el formato 3mf. Verás que tu archivo pesa bastante menos (incluso varias veces menos) que si lo hubieras guardado en stl, lo cual es un punto a tener en cuenta si eres como nosotros y almacenas cientos y cientos de tus modelos 3D favoritos.

Convertir una imagen 3D a 3D online

¿Prefieres convertir una imagen 3D directamente desde el navegador? No hace falta ni que te descargues ningún programa, con Selva3D puedes subir una imagen y transformarla en 3D en un momento.

También puedes convertir imágenes a 3D con una aplicación online

Consejo: mejor usa una imagen vectorial (Windows, Linux y Mac)

En esta ocasión, hemos convertido a 3D una imagen simple y con una resolución aceptable, pero este no siempre es el caso. Muchas veces, nos encontramos con que la imagen que queremos convertir a modelo 3D, está en una resolución muy pobre, o ha sido convertida a un formato inadecuado o comprimida múltiples veces, acabando con muchos dientes de sierra y artefactos visuales. En este caso puede resultar muy interesante convertir nuestra imagen, que habitualmente será un archivo .jpg o .png, a .svg.

Para hacerlo simple, sólo ten en cuenta que un archivo svg no es “mapa” de bits, sino una colección de vectores, y, en la práctica, es una imagen con resolución infinita, que puedes ampliar tanto como quieras. Para esta tarea puedes usar conversores online como este o la opción que más te recomendamos, usar Inkscape (disponible para Windows, Linux y Mac).

Los archivos de imagen vectorial es el método que usan los profesionales del diseño gráfico y los usuarios más experimentados para generar archivos 3D a partir de imágenes planas. La imagen 2D guarda información sobre las líneas y áreas de la zona y puede extruirse para generar el modelo 3D más exacto posible. Es una técnica que se usa mucho para logos, carteles, rótulos…

Aquí tienes un ejemplo de cómo se puede hacer este proceso en Inkscape y Blender (vídeo en inglés):

¿Te ha gustado el artículo?

Hemos visto que existen múltiples métodos que te permitan convertir tu imagen 2D a modelo 3D y te hemos enseñado el que más nos gusta. Conseguir buenos resultados depende bastante de la imagen de partida, pero si esta es de una buena calidad podremos lograr un modelo bastante acertado en apenas un par de minutos.

Si quieres materializar tu diseño 3D puedes usar nuestro servicio 3D para imprimirlo online, sólo tienes que pedirnos presupuesto:

Por otro lado, existen muchas vertientes para transformar una imagen en algo tridimensional, como podrían ser las litofanías o el velocity painting, si este blog os ha interesado y nos lo hacéis saber, sin duda haremos tutoriales sobre estos temas tan chulos.

Y tú, ¿has convertido ya tu primera imagen a modelo 3D? ¡Déjanos un comentario compartiendo tu experiencia!

Deja un comentario